DR. SALVADOR CORRALE…

El Dr. Salvador Corrales Ayala nació el …

“ESTRENO DE LA PELIC…

“Dos Fridas” tuvo su estreno en el fes…

LA MAESTRÍA EN CINE …

La maestría en cine documental de la Uni…

TE INVITAMOS A LA MA…

La Universidad de la Comunicación reci…

TE INVITAMOS AL WORK…

Aprende los aspectos fundamentales que p…

TE INVITAMOS AL WORK…

Conocernos a nosotros antes de potenci…

TE INVITAMOS A LA PR…

La coordinación de la Licenciatura en #C…

LA MAESTRÍA EN ESCRI…

La maestría en escritura cinematográ…

ANIMASIVO LLEGA A LA…

Esta semana, la licenciatura en animació…

LA DIRECCIÓN DE POSG…

BRAND BUILDING La Dirección de Posg…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

“Parece amor, pero es violencia” es el título de la campaña que lleva a cabo Fundación Origen en el marco del Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer 2018.

La campaña busca informar y crear consciencia acerca de las actitudes dentro de la pareja que pueden considerarse como muestras de amor, pero que están enmarcadas por actos que minimizan y lastiman a la mujer.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la violencia en la pareja es un problema de salud pública. En México (2016) el 68% de las mujeres mayores de 15 años, la sufrieron, de acuerdo con un reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La importancia de tratar el tema de la violencia es para aclarar que inicia con acciones que en apariencia son insignificantes o inofensivas, lo que hace que sea difícil entenderse dentro de un estado de acciones violentas, mismas que van incrementando en su tono con el paso del tiempo y para entonces la víctima ya tiene más dificultad para rescatarse.

Actualmente los medios de comunicación personal como lo son WhatsApp y Messenger reflejan en las conversaciones la forma en que las parejas se tratan, la campaña invita a reflexionar en su contenido y ver el tipo de mensajes que se reciben para determinar si existen señales de que se está en una relación violenta con la pareja.

Asimismo, la Universidad Autónoma Nacional de México. marca que en las parejas jóvenes la violencia puede iniciar con actitudes que aparentemente son un juego, como un jalón, una nalgada, besos y abrazos forzados, entre otros.

Y quien violenta tiene definiciones rígidas de feminidad y masculinidad, antagónicas y excluyentes.

Fundación Origen cuenta con una línea de ayuda telefónica gratuita y confidencial que permite el acercamiento de las mujeres que están siendo violentadas con un especialista, y es posible llevar un seguimiento que ayude a la mujer a identificar lo que ocurre y a tomar decisiones siendo apoyada. El número telefónico es 01800 0151617 y también existe ayuda en línea en www.origenac.org

“Algunas de las señales que puede manifestar una persona violenta y que deben alertar a quienes van a iniciar o tienen una relación de pareja son: mostrarse posesivo, ser extremadamente celoso, tener una baja estima, inseguridad, ser emocionalmente inestable, impaciente e impulsivo, mostrar conductas agresivas, manipular, manifestar creencias sobre la subordinación de las mujeres (inferioridad, sometimiento, dependencia, obediencia, dominio)”, afirma Marisol Arellano, especialista de la Línea de Ayuda Origen.

La dificultad de identificar la violencia en pareja radica en que puede confundirse con preocupación por ella o atención, sin embargo cuando una situación hace sentir incómoda a la mujer es una llamada de atención. La campaña invita a reflexionar y acudir a ayuda.

La Universidad de la Comunicación realizó un estudio de neuromarketing que permitió obtener resultados que ayudarán a impulsar los mensajes de este proyecto.

La campaña “Parece amor, pero es violencia” utiliza mensajes como “tú te lo buscaste” o “no te voy a dar ni un solo peso” y también la muestra de arrepentimiento por un comportamiento violento, lo que es parte de la espiral de la violencia.

Se llevó a cabo la investigación con un grupo de estudiantes, hombres y mujeres, que vieron y escucharon los mensajes de la campaña, se analizaron sus reacciones a nivel cerebral al escuchar y ver cada una de las frases que forman parte de esta campaña.

Los resultados reflejaron los impulsos cerebrales que se registraban con los mensajes, dominando principalmente el enojo, el miedo, el desprecio y la tristeza.

Aún cuando las personas que se prestaron al estudio no ejercieran o vivieran la violencia tenían esas respuestas cerebrales.

La violencia incomoda, a quienes la padecen o a quienes viven la de alguien cercano, violentar va más allá de los golpes o los gritos, son los gestos incómodos, la desaprobación, la crítica constante, ejercer la culpa, entre otras actitudes, ello subirá de tono con el tiempo y los períodos violentos serán cada día más recurrentes.

“Parece amor, pero es violencia” es una campaña que está dirigida a jóvenes con el propósito de prevenir la violencia dentro de las relaciones de pareja e invitarlos a que detecten detalles de que pueden estar en riesgo y así evitar que vivan situaciones que pongan en peligro su bienestar físico y emocional.

La Universidad de la Comunicación tiene un compromiso académico con la sociedad pero también uno moral, es una institución educativa que fomenta el respeto y los valores.

Reconoce que dentro de sus deberes está el involucrarse de forma activa en proyectos que construyan una sociedad más sana y respetuosa, y aporta a sus estudiantes las herramientas para lograrlo, y para poder decidir por lo correcto.