CREATIVE JAMS EN CAS…

DA CLICK AQUÍ PARA ENTRAR A LIGA DE TRAN…

IDEAS PARA AYUDARNOS…

Los rescatistas del ánimo de la Universi…

RED DE NEGOCIOS DE E…

¡La comunidad de las grandes ideas, tamb…

LAS IDEAS INVADEN LA…

Aprovecha estos días para crear o mejora…

TERCER NÚMERO DE ANT…

La tercera edición de la revista ANTIDOG…

TE INVITAMOS A VER E…

Los invitamos a ver el primer programa d…

MEDITACIÓN PARA CULT…

Los rescatistas del ánimo de la Universi…

ESTUDIANTES DEL PRIM…

El pasado 5 de marzo, la Universidad d…

INSCRIBE TU TRABAJO …

DA CLICK AQUÍ PARA CONOCER LA CONVOC…

LA URGENCIA DE INCOR…

Este sábado 7 de marzo a las 12:00 hrs. …

«
»
TwitterFacebookGoogle+
La cultura organizacional es uno de los intangibles más importantes, más difíciles de construir en una empresa y una pieza fundamental de la marca empleadora por ello se dice que: cuanto mejor es su funcionamiento, menos perceptible es.
Se trata del conjunto de normas, creencias, hábitos, experiencias y valores que dan sentido a la organización, es compartido por sus integrantes y condiciona la forma en que la organización actúa y se relaciona con su entorno.
La cultura organizacional actúa sobre la moral de los colaboradores, su productividad y su satisfacción con el trabajo. Esto quiere decir que en gran medida una empresa estará determinada por la cultura organizacional que pueda ofrecer a los mejores candidatos.
Los elementos que la componen son tan diversos como la actitud de los empleados:
– Administración efectiva.
– Fuertes relaciones de confianza.
– Enfoque en los clientes.
– Responsabilidad
– Capacitación y desarrollo.
– Compensación y recompensas.
– Apoyo a la innovación.
– Énfasis en reclutar y retener a los mejores colaboradores.
Una compañía que busque construir (o reconstruir) su cultura deberá instaurar programas de incentivos y capacitación, definir valores a través de su misión, empoderar la visión de sus líderes y de sus colaboradores, y crear relaciones significativas, sanas y reforzadas por esos valores.
Pero, además, en un contexto en el que el peso de la opinión pública y la aprobación del público resultan clave para mantener el atractivo de una organización, la cultura organizacional juega un papel fundamental para hacer que los colaboradores tengan una experiencia positiva que los convierta en voceros de la marca.
La coherencia entre lo que las estrategias de comunicación proponen y la cultura organizacional que se vive y se respira dentro de la compañía es la garantía de éxito de esas estrategias.
Por Mauricio Fernández Blanco / Alumno del séptimo semestre de la licenciatura en Comunicación Organizacional de la Universidad de la Comunicación.
× Estamos aquí para ayudarte