Comunidad con vacuna…

Las autoridades de Salud de la Ciudad …

SPOT DE ALUMNXS UC E…

Desde 1954 a la fecha los publicistas pr…

OMNIA MUTA, UN PROYE…

El grupo de quinto semestre de la licenc…

TE INVITAMOS A VISIT…

La Flamme es un fanzine que encontró su …

LAS IDEAS QUE ESTABA…

Si eres familiar de una alumna o alumno …

EL ARTE Y LA CULTURA…

Responde al llamado, DONA para imprimir …

UNA NUEVA ERA PARA P…

Este año Paréntesis invitó a sus esc…

VISITA LA EXPOSICIÓN…

Dentro de la experiencia de quienes real…

«
»
TwitterFacebookGoogle+

APRENDER Y DIRIGIR

Existen personas que dirigen asertivamente a un grupo de individuos, cuentan con características que les permiten tener la confianza de sus colaboradores, mismos que se desempeñan con altos estándares de productividad al trabajar con alguien que logra motivarles e incentivarles.

El líder de una institución mantiene como prioridad el aprendizaje de sus estudiantes, docentes, personal administrativo, y por supuesto de ellos mismos, reconocen que las expectativas altas requieren prácticas de liderazgo, aprender eficazmente para ampliar conocimientos y habilidades que les permitan obtener resultados que sean sustantivos para ellos y quienes les rodean.

Tienen la capacidad de tener una comprensión profunda de la cultura y el contexto en el que se desempeñan, logran combinar de manera ingeniosa sus herramientas de trabajo con su capacidad de respuesta y el apoyo para alcanzar objetivos.

Podemos encontrar líderes en diferentes áreas, en los niveles de clase, la escuela, y del sistema en su totalidad. Cada uno de ellos funge como motor motivacional logrando que quienes están con ellos les sigan y actúen en función de ello, sirven como facilitadores del conocimiento ya que aplican un conjunto de conocimientos técnicos y habilidades para planificar, diseñar, implementar y evaluar las actividades. Desarrollan experiencia en otros sobre el aprendizaje eficaz, establecen altos estándares para su desempeño, y ofrecen retroalimentación frecuente y constructiva.

Los líderes de instituciones educativas se involucran en relaciones constructivas con estudiantes, docentes y administrativos, cultivan normas de altas expectativas, responsabilidad compartida, respeto mutuo y confianza, asimismo colaboran con otros participando del aprendizaje continuo.

Los sistemas educativos que reconocen y promueven el liderazgo, forman profesionales capaces de mantener roles formales para dirigir proyectos, responsables del rendimiento propio y de sus colaboradores, teniendo una visión de éxito con objetivos claros.

La Universidad de la Comunicación sabe la importancia de educar fomentando el liderazgo en su alumnos, por lo que los dota de las herramientas y habilidades necesarias, destacando en ellos las capacidades que los lleven a integrarse exitosamente en el campo laboral y destaquen como líderes en las actividades a las que se sumen.

Universidad de la Comunicación