LA UNIVERSIDAD DE LA…

Con mucho respeto, organización y unidad…

TALLER #HEMISFÉRICAU…

Taller #HemisféricaUC: ¿Cómo convivir co…

LA MAESTRÍA EN ESCRI…

La maestría en Escritura Cinematográ…

DE LA AGENCIA AL AUL…

Eduardo “Spooky” Pérez Contreras, Direct…

UC HEMISFÉRICA Y LOS…

UC hemisférica y Los rescatistas del…

JEAN-LOUIS RODRIGUE …

  Recientemente en las instalaci…

LA MAESTRÍA EN ESCRI…

La maestría en Escritura Cinematográfi…

CORTOMETRAJE "HE AQU…

Cortometraje “He aquí el vulgar” …

CORTOMETRAJE "AQUELL…

Manuel Alacid Cortometraje “Aquellas pá…

CHARLA CON VINCE GER…

La Universidad de la Comunicac…

«
»
TwitterFacebookGoogle+
Cortometraje “He aquí el vulgar”
Diego Montaño
originario de la Ciudad de México y ha trabajado en distintas producciones académicas. Participó en la primera edición de Black Canvas con la obra cinematográfica “Madre del caos” y en esta segunda edición vuelve a hacerlo, mostrando su gran pasión por el cine.
Ganador del mejor cortometraje mexicano de esta edición, su obra “ He aquí el vulgar” es un cortometraje independiente que cuenta una historia desde el punto de vista de un sacerdote pederasta, acerca de el final de las religiones en un sentido apocalíptico, haciendo remembranza a los acontecimientos bíblicos que se han presentado en el mundo.
La idea comienza a surgir días antes de llevar a cabo la filmación de “Madre del caos”, con una imagen que se manifestó en su mente y que permitió más adelante tejer significados para generar esta nueva narración.
El proceso para la realización de guión tardó un año, la dirección fue gratificante al poder compartir dicho proyecto entre amigos y compañeros de la Universidad de la Comunicación, terminando de trabajar en cuatro meses, mismos que desafiaron su creatividad y conocimientos técnicos para lograr dar vida al discurso visual.
Diego Montaño opina que para ayudar al cine independiente es necesario arriesgarse y retratar imágenes con diferentes temáticas, siendo parte de esas voces que deberían ser escuchadas. Encontrar los espacios de difusión y superar las barreras del sistema con contenidos controversiales y discursos visuales bien dirigidos.
El objetivo de Diego Montaño es darle difusión a esas voces, ser irreverente y presentar su trabajo en este tipo de festivales que apoyan el cine independiente, para él la cultura es sagrada y es el medio para ampliar las voces que no son escuchadas.
Con muchas ideas en la cabeza, seguirá uniendo talentos y su consejo es disfrutar el camino, atreverse a hacer las cosas, creer en lo que se hace y trabajar por ello, afirma que si no se encuentran las oportunidades entonces deben crearse.
La Universidad de la Comunicación y el festival Black Canvas colocan estos filmes en un nivel artístico, dando oportunidad a un cine emergente que requiere ser proyectado. Con esto construyen juntos la creación de nuevos públicos y se consolidad como plataforma de nuevos talentos.