MARCAS & MEDIOS AL A…

Marcas y Medios al Aire trasmiti&oacu…

ROASTBRIEFTV: "IAB M…

Roast Brief TV presentó el d&i…

Inauguración: espéci…

El trabajo de Víctor Pé…

"QUIERO HACER MARKET…

El pasado martes 16 de mayo en el For…

INVESTIGADOR Y ACADÉ…

“El premio implica un reconocim…

CONFERENCIA DE PRENS…

Festival Marvin es una plataforma de …

ROASTBRIEFTV: "GANAD…

El pasado martes 9 de mayo Roast Brie…

TE INVITAMOS AL DESA…

La facultad de Cine de la Universidad…

TE INVITAMOS A LAS C…

  MAYORES INFOR…

LA UNIVERSIDAD DE LA…

En los medios de comunicación …

«
»
TwitterFacebookGoogle+

Como leer, como escribir, como vivir.

“La forma de pensar, de leer yescribir el mundo determina nuestra manera de vivir”.  Araceli Zúñiga

Resulta extraño comenzar un ensayo lineal, institucional y restringido, en donde el único soporte que puedo tener es una hoja de papel y una tinta (digital) negra dentro de la cual debo de seguir cierto orden para dar un mensaje, al menos conformarlo como un texto íntegro y “pulcro”. ¡Al diablo todas las formalidades!

(Bueno tal vez no tanto). Este ensayo será no muy distinto a los convencionales, podrá tener cierto órden, sin embargo, mi objetivo es mostrar a través de Araceli Zúñiga, una nueva forma de leer y escribir, que ella propone y muestra a través de su trabajo poético.

Araceli Zúñiga, es investigadora y artista poeta-visual, trabaja con las palabras, sus significados, así como imágenes tanto ESTÁTICAS como en MoViMiEnTo. A través de una breve entrevista ha despertado en mí un interés en el cual yo no me había fijado antes, pero que es muy rico y desde el cual podemos d.e.s.h.e.b.r.a.r y d.e.s.h.e.b.r.a.r al mundo hasta dejarlo en su forma más natural, más inconsciente del exterior y consciente de lo que pueden llegar a ser los objetos a través de sus conceptos en sus formas más puras. La poesía visual amplía los horizontes en materia visual, narrativa y reflexiva del mundo en el que nos encontramos y de las distintas formas de pensamiento que vamos presentando a través del tiempo.

Al comienzo de la entrevista, Araceli Zúñiga explicó brevemente el momento en el que se interesa en la poesía visual, contando la anécdota de entrar a la primaria, la cual fue un paso importante para observar al mundo desde otro punto de vista, cambiando su panorama, pues era diferente al que se nos inculca a todos por igual y donde ya no podemos utilizar más nuestra imaginación para crear y vislumbrar nuevas formas de aprender y apreHender “con H”.

Menciona que cuando entró a ese grado escolar, no tenía ninguna noción de la lectura, porque no tuvo esa conexión con el prescolar, por lo cual llegó en blanco a un lugar donde los otros alumnos ya tenían letras escritas en sus mentes, al menos ya sabían diferenciar entre los números y las letras, cuando ella aún no lo hacía, para ella sólo eran signos carentes de significado. Ella lo remarca: “Entré a la escuela siendo una analfabeta”. Por lo cual comenzó a utilizar otra fórmula para enfrentar éste problema, inició a ver el mundo al revés, y así mismo, desde pequeña fungió como una escritora pues escribía el mundo bajo sus propias letras, bajo sus propias reglas y su imaginación nunca le falló, utilizaba su memoria para comprender los códigos al par de las otras niñas usaban en la escuela. Araceli comenta que es en ésta faceta cuando comprende la importancia de las imágenes fijas y en movimiento, peculiaridades que encontramos fácilmente en su trabajo. Cuando aprende a leer, -convirtiéndose en una pasión con el tiempo-, le da un giro al texto y le resulta fácil transformarlo en otra cosa, transfigurándolo y dándole otro significado. Leer se convierte en un juego, resulta más atractivo y lleno de posibilidades.

En esta forma de pensamiento literato algunos de los conceptos narrativos donde parecen existir límites DESAPARECEN, algunos se vuelven invisibles y otros se vuelven más visibles a partir de su constante mención para hacer hincapié en su significado. Así lo afirma Araceli Zúñiga: detesta cualquier tipo de reglas, y siempre trata de romperlas, proponiendo la no existencia de barreras y un espacio en donde la libertad predomine en todo ámbito. Ella pone como ejemplo sus clases de literatura, en las cuales no está el prototipo de ella ser completamente la maestra, ella le apuesta al método de impartir la mitad de la clase y la otra mitad sus alumnos, debido  al claro pensamiento de considerar a los jóvenes los mejores maestros que existen pues son las “células madre de toda investigación”, por ende se les debe de prestar atención. No como muchos maestros, que conciben las clases como memorizan el abecedario: “A después la B después la C después la D… (Y así sucesivamente)”. Como si fuera una fórmula establecida impidiendo a los estudiantes utilizar su mente y generar nuevas propuestas.  

Lo interesante resulta cuando observamos la propuesta de nuevas formas de vivir tanto en la escuela como en todo ámbito, pues le han comentado en su familia que “siempre se sale con la suya”, a lo que contesta: “al menos lo intento”. Cabe mencionar que el sistema siempre se encuentra GRITÁNDONOS en la cara todas las restricciones existentes que debemos seguir al pie de la letra, porque “no hay otra forma de trabajar”. Araceli se topó con esta premisa cuando colaboró en televisión universitaria, pues le prohibían investigar otros métodos para cambiar la dinámica y lograr resultados diferentes a los establecidos. Sin embargo, logró salir de este problema y abrió algunos espacios, como un laboratorio de imágenes en movimiento, dándole vida a ese tipo de televisión.

Continuando con la entrevista, le dirijo la pregunta; ¿Qué ha sido lo más difícil de expresar, de comunicar en la poesía visual? Su respuesta va más allá de lo común: “El concepto”, trabajar con las formas y los fondos, explorar las palabras desnudas, con una base, profundidad y no sólo signos vacíos.

Finalizando con las preguntas, asegura la responsabilidad que se tiene con la poesía en la contemporaneidad y esta es: “la búsqueda, la exploración, la indagación, de las formas nuevas y divergentes que nos permitan vivir de manera más rica e incluyente.”

Araceli_zuniga_universidad_de_la_comunicacion

Fotos por Rafael Corrales

¡Cómo no inspirarse con estas palabras!

Llenas de amor, de pasión, de experiencia. Pues la poesía visual que propone nace desde su primer acercamiento con las letras, con las imágenes, con los signos, con la lectura. Ella siente las letras, son parte de ella, de su ser, se puede escuchar en su voz, en el entusiasmo con el que ella narra su vida, en lo que sugiere para mejorar la comunicación con los jóvenes, en sus textos llenos de vida, de movimiento, de luz.

El sonido al momento de la lectura se llena de vibraciones al ver las letras en distinto orden, en el espacio, pues salen del papel y se impregnan a través de la idea deseosa por ser transmitida.

Me atrevería a decir, en esta ocasión, lo mal empleado de esa frase que va así: “Una imagen vale más que mil palabras” pues sería “Una palabra vale más que mil imágenes, todo está en la forma en la que la escribas”.

No conocía la poesía visual, tan sólo la poesía tradicional, y teniendo como primer acercamiento las palabras de Araceli Zúñiga es definitivamente un ámbito en donde nadaré más, para descubrir más visuales poéticos en el Universo y hacer del Universo un poema visual tan profundo como el ser humano sea capaz.

por Silvia Monserrat Ramírez Maruri, alumna de la Licenciatura en Comunicación y Gestión de la Cultura y las Artes.

¡Creatividad + Disciplina!